Guatemala
  |     |  

Historias de éxito

Historias de éxito

Carmencita como cariñosamente le llamamos en Avon, es  una de las Consejeras con mayor tiempo de pertenecer al negocio.  Carmencita inicio su propio negocio con Avon en mayo de 1,976.

Carmencita nos contó su historia: El terremoto de febrero de 1,976 destruyó la casa de Carmencita.  El mismo día del terremoto la visitó una gran amiga suya, quien ya era vendedora de Avon en aquel entonces, nuestra recordada  Ana María de Duarte (Q.E.P.D).  Ana María vió muy afectada a Carmencita, quien estaba muy preocupada por que no sabía cómo pagar la hipoteca de su casa.  La señora Ana María le propuso que vendiera Avon. Así fue como le visitó su primera supervisora y la inscribió como Consejera Avon.

Carmencita nos relató:  “Con las ganancias que fui obteniendo de vender los productos de Avon, logré pagar la hipoteca de mi casa. El banco me dió 10 años de plazo y logré pagar la hipoteca en 6 años.  En esos años mis papás enfermaron: Les compré sus sillas de ruedas y logré sostenerlos, gracias a mis ganancias con Avon”.

Actualmente soy Alta Productora y gracias a Avon, tengo amueblada mi casa y obtengo las ganancias suficientes para poder vivir y comprar todas mis medicinas.  Para mí Avon, es mi fuente de trabajo.

“Avon es mi negocio, es mi vida” nos relató Carmencita durante el reconocimiento entregado por Francisco Leal, Director de Comercialización para Avon Centroamérica.


Carmen Alicia Rizzo
Guatemala

Inició a vender Avon desde el año 1995. 

Nunca ha dejado de vender ni una sola campaña. Con Avon ha logrado muchos sueños uno de ellos fue haberle realizado una operación de Rinoadenoiditis a uno de sus hijos, adicionalmente ha logrado hacerle muchas mejoras a su casa.

“Vender Avon, para mi significa una gran oportunidad de ganancias y sobre todo una gran oportunidad de poder alcanzar todos mis sueños”.

Doña Sandra es una muestra más de que con perseverancia y esfuerzo, todos los sueños se pueden lograr.

Sandra Mariza Reyes
Zona 303
Honduras

 

 

 

 

Inició su propio negocio con Avon en 1,991.

Es originaria de la isla de Roatán, Honduras.  Cuando inicio a vender Avon, realizaba su labor de venta  caminado largas horas por toda  la isla.

Doña Fredesbinda terminó de construir su casa y con el apoyo de su esposo y sus hijos ha logrado permanecer en los primeros lugares de venta a nivel.

“Siempre me ha gustado tener una buena relación con mis clientes, me encanta darles a conocer las novedades que Avon nos da cada campaña”.

Por medio de sus ganancias, doña Fredesbinda, ha logrado cumplir varios sueños, como comprar  su primera bicicleta que le permitió visitar con mayor facilidad a  sus clientes, adquirir una motocicleta que también  utilizó para agilizar sus entregas y finalmente adquirir su propio automóvil.

Fredesbinda Reyes de Oliva
Zona 304
Honduras

Es una gran mujer de éxito que  ha logrado mucho sueños.  Su principal inspiración es su familia. En esta edición presentamos una entrevista con Norma de Alvarado.

“Avon me ha enseñado como  ser una mujer éxitosa.  Me he trazado muchas metas que con mucho esfuerzo y dedicación he alcanzado.   He amueblado mi casa con  Avon y  he podido tener  mi propio negocio en casa.  Con Avon he sacado adelante a mi familia;  hace 9 meses mi esposo sufrió un derrame cerebral y con las ganancias que obtengo con Avon, he podido proveer a mi familia de todo lo  necesario.

“Tengo 24 años de vender  y me siento muy orgullosa de ser una estrella AVON.  Avon me ha ayudo a conocer mis fortalezas, hoy se que con la ayuda de Dios y mi esfuerzo, soy capaz de alcanzar  todos mis sueños”.

Norma Gudiel de Alvarado
Guatemala

 



Historias de éxito